MEMBRANAS DE FILTRACIÓN

MEMBRANAS DE FILTRACIÓN

El proceso de filtración por membranas consiste en separar dos flujos, agua permeada o filtrada y un rechazo que contiene las partículas y sales concentradas que se han eliminado del flujo de agua de alimentación al equipo. Las membranas están ubicadas dentro de un contenedor, separadamente una salida de agua filtrada y una salida de rechazo.

 La alimentación al conjunto de contenedores con las membranas se efectúa con una bomba que debe suministrar la presión suficiente para vencer la perdida de carga de los conjuntos filtrantes y la presión osmótica. En la ultrafiltración la presión suele estar entre 1,5 a 3 bar, en la nano filtración desde 3 hasta 10 bar y en la osmosis inversa desde 10 hasta 60 bar o más en algunos casos extremos. 

En las plantas de gran tamaño de osmosis inversa se pueden utilizar en sistemas de recuperación de energía. 

VENTAJAS: